SÁNCHEZ-VERDÚ, José María  (*1968)

El autor: [Algeciras (Cádiz), 1968] Estudios de Composición, Dirección y Musicología (Premios Extraordinarios de Fuga y Composición) en el Conservatorio Superior de Madrid, donde durante varios años es profesor de Contrapunto y Fuga. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense. Amplia su formación musical en Italia, Alemania, Francia y Holanda y trabaja durante tres años en la Musikhöchschule de Frankfurt con Hans Zender. Como director ha estudiado con A. Tamayo, García Asensio y W. Rajski. Ha dirigido grupos de música contemporánea en España, Alemania e Italia (Freon Ensemble de Roma, Mosaik de Berlín, etc.). Ha recibido encargos del Festival de Alicante, Fundación J. March, Comunidad de Madrid, Mutare Ensemble, Expo de Hannover, etc. Entre sus premios destacan el Jacinto Guerrero, tres premios SGAE, C. Halffter, Ciudad de Burgos, J. B. Comes, Ciudad de Alcoy, Young European Artist (95,97). Seleccionado por la Gesellschaft für Neue Musik de Colonia y el Ensemble Modern para el II Nachwuchsforum. Compositor becario de la Academia de Roma. Actualmente reside en Frankfurt y Berlín.

La obra: El Trío II está formado por cinco movimientos que presentan un desarrollo casi orgánico de su material musical: Ritual, Passacaglia, Rhythmische Schatten, élégie... in aeternum. El tratamiento instrumental y sus posibilidades tímbricas son una parte destacada de la obra: multifónicos, resonancias, piano preparado, especiales formas de ataque, scordature... La crítica del estreno decía: con el Trío II llega a su apoteosis la tendencia de nuestro joven compositor [...] a modelar el sonido con auténtica finura de orfebre. Nos llegan sonoridades de gran atractivo, tanto en el tratamiento individual de los instrumentos como en el trío. Esta gestualidad musical es tan esencial en el Trío como que va moldeando formas, con la misma lógica que en otras músicas lo hacen los temas.

(García del Busto, ABC, 31 de octubre de 1997)."

La estructura a través de cinco movimientos crea un arco arquitectónico que funcionaría como un organismo vivo. En su materia musical he huido de convencionalismos y he tratado de evitar toda concesión a una estructura tradicional vacía y desprovista de sentido histórico, probando crear un mundo sonoro válido que sea válido, original y personal. El discurso musical se podría asemejar al moldeado de un ánfora de barro, especialmente estilizada y recubierta de un extraordinario manto de refinadas piezas de orfebrería con diferentes colores, brillos, sombras, luces y volúmenes. Tal universo se derramaría en el tiempo y ante nuestra percepción en forma de sonidos que juegan con la imagen. El espacio de la memoria, el olvido, el silencio.

(José María Sánchez Verdú. Notas al programa del concierto del estreno)

Año: 1996-97

Encargo: Fundación Juan March para la Tribuna de Jóvenes Compositores

Dedicado: "Al Trío Arbós"

Estreno: 29 de octubre de 1997; Fundación Juan March, Madrid; Trío Arbós.

Editorial:               Manuscrito